¿Para qué quiero yo un sistema de reconocimiento de matrículas?

Quizá te lo hayan ofrecido como algo a instalar en tu parking y hayas pensado que eso no te iba a servir de nada, que no es para ti. Los sistemas de reconocimiento de matrículas por cámara sirven para más cosas, además de los radares de velocidad. Pero veamos primero que son, y luego veremos diferentes tipos y usos que se les puede dar.

Caitba. Reconocimiento de matrículas. Parking. Accesos

¿Qué es un sistema de reconocimiento de matrículas?

Básicamente se trata de un sistema de cámaras de vídeo junto a una unidad de proceso con software de reconocimiento de caracteres o OCR. Por tanto, en cuanto a elementos, puede llegar a ser un sistema muy sencillo formado por una cámara de vídeo IP, y un ordenador. Por supuesto, dependerá del volumen de cámaras y vehículos a vigilar, que dicha unidad de proceso puede ser desde un ordenador muy sencillo, a sistemas servidores en granja con mucha capacidad de cálculo. No es lo mismo procesar las imágenes de dos o tres cámaras leyendo matrículas varias veces a la hora, que un sistema que esté leyendo cientos de matrículas al minuto como una autopista de peaje, o la red de cámaras de una ciudad como Nueva York.

Pero, ¿qué es eso de un OCR que hemos mencionado antes? Pues se trata de un software que lee e interpreta letras y números a partir de una imagen. Se usan a menudo al escanear documentos que luego podemos convertir a texto, para las matrículas, etc. La eficiencia y efectividad de dicho software serán puntos clave en el buen funcionamiento de un sistema automatizado de lectura de matrículas. Ya que a mayor efectividad con los números y letras leídos, mayor será su nivel de acierto. Y a mayor eficiencia a la hora de reconocer caracteres, hará que el software sea válido o no en entornos de alta densidad de tráfico.

Veamos cómo es la secuencia del sistema para entenderlo mejor:

Diagrama Caitba lectura de matriculas

Sigo sin entender para qué podría usarlo...

Hay muchas posibilidades, todo depende de lo que puedas necesitar o te pueda ayudar en tu día a día. Es decir, la última fase del sistema, una vez hemos leído la matrícula, es la que podemos configurar según nuestras necesidades. Al desarrollar un software a medida, o conectarlo a uno existente, podemos convertir ese simple sistema de reconocimiento automático de matrículas, en un sistema inteligente.

Nosotros por ejemplo lo usamos para realizar aperturas automatizadas de barreras según la lectura de matrícula. Es decir, en un sistema de control de accesos de un parking, que podría ser de una comunidad de vecinos, un centro comercial, un puerto deportivo, un hospital, un aeropuerto, etc. se suele tener un sistema de barreras que impiden el acceso, previa presentación de una tarjeta de entrada o ticket. Si somos socios, tendremos acceso siempre ya que poseeremos una tarjeta de proximidad o Mifare. Pero eso implica pararse, bajar la ventanilla y acercar o introducir la tarjeta en el totem. ¿Y si la barrera se levantara al leer nuestra matrícula sin tener que parar ni siquiera? ¿Y si nuestro sistema realiza cobro por tiempo de uso, y leemos las horas de entrada y salida y lo cargamos a la tarjeta del socio sin sacar tickets?

Se puede usar para control de hora de entrada y salida, para restringir el acceso a ciertos vehículos según horas, etc. Y de hecho, es una de las ventajas principales del sistema el mantener un registro fotográfico de los vehículos que han accedido, indicando la hora de entrada y de salida. Si están autorizados, o si se les ha permitido el acceso de forma manual, y quien lo ha permitido. Por lo tanto, es ideal para el acceso a urbanizaciones e instalaciones privadas donde interesa el registro y control de acceso. 

Las posibilidades dependerán de cada uno, pero dotar de inteligencia a nuestros sistemas nos puede aportar ahorro de costes, simplicidad y satisfacción de nuestros clientes